SEGUNDO DE BACHILLERATO

SEGUNDO DE BACHILLERATO

Tutor: Vicente Coloma Nombre del Curso : Juan Montalvo “Pueblo en donde la libertad es efecto de las leyes y las leyes son sagradas, por fuerza, es un pueblo libre”.

Procedecia familiar.

Nació en Ambato, provincia de Tungurahugua-Ecuador, en 1832 y murió en París en 1889. Perteneció a un hogar muy austero: la energía para el trabajo, la firmeza de las ideas, la honradez, el orgullo que todo eso concita, formaban el ambiente familiar.  Los dos hermanos mayores profesaban el liberalismo y eran adversarios de los sistemas dictatoriales.

Formación intelectual.

Se educó primero en una escuelita de Ambato, después  al Convento de San Fernando, el Seminario de San Luis y la Universidad, en la ciudad de Quito. Enseñanza dirigida por religiosos que no dejó de gravitar sobre su conciencia. Los años universitarios no fueron sino dos, de Derecho.

Como estudiante llamó la atención por su talento, seriedad y excepcional memoria… Ya en la juventud se manifestó su vocación de escritor. Leía a los clásicos. Era un enamorado de las páginas ciceronianas, y de la vida misma de Cicerón. Andaba con curiosidad intensa por los libros de literatura, filosofía e historia de la antigüedad. Se interesaba por las lenguas extranjeras. Asistía a las tertulias del grupo romántico de Julio Zaldumbide. Apareció en un acto público leyendo su primera prosa, que fue de execración del despotismo de Flores.

Su nombre cobró prestigio internacional después de mediado el siglo XIX, desde la aparición de su primera obra: “El Cosmopolita”. Tuvo Montalvo un acierto nada común: imprimir todo el sello de su carácter en esas páginas de iniciación, y en las que posteriormente fue publicando… Las facultades naturales recibieron en su caso el estímulo de los grandes ejemplos del pasado, sobre todo de griegos y romanos, que él tanto conoció y comprendió.

Trayectoria política.

Desde muy joven se adhirió a las ideas liberales y fue un firme combatiente contra las dictaduras y el despotismo que se expresaron en los gobiernos de García Moreno, Antonio Borrero e Ignacio de Veintimilla, lo que determinó su prisión y destierro.

Fue un creador en el campo de las letras, además un combatiente político.  No necesitó Montalvo el apoyo de la vida pública para dar el máximo relieve a su nombre, ni para contar después con el respeto y el fervor de su pueblo. Le fue suficiente su obra de escritor, buena parte de la cual sirvió -esto sí- para combatir ciertos hábitos siniestros y para enderezar la actividad de sus gobiernos.

Junto a líderes liberales como José Peralta y Eloy Alfaro, fueron fortaleciendo las luchas políticas y armadas contra el poder de los terratenientes conservadores y la jerarquía de la Iglesia Católica.

Los ataques Montalvinos a García Moreno tuvieron, esto sí, consecuencias importantes en la vida del escritor. Montalvo se refugió en la Legación de Colombia.. Recorrió difícilmente varios lugares extranjeros, y al fin halló asilo en la población colombiana de Ipiales. Este es un rincón andino situado en la frontera norteña del Ecuador. En aquel tiempo era una aldea de muy pocas gentes.

Hasta su retiro le llegaban a veces pequeñas ayudas, enviadas por algunos íntimos y por amigos ecuatorianos. Con la pluma, entonces, no se podía vivir. Ni a Montalvo le hubiera agradado tal cosa. Creía que la pluma no debía ser convertida en “cuchara”. Montalvo se resignó a mantenerse con los préstamos, que nunca conseguía pagar completamente. No quiso aceptar otra tarea que la de su sacerdocio literario. La literatura era su atmósfera. Únicamente a través de ella cumplió su memorable destino

Producción literaria.

Es considerado uno de los mejores prosistas hispanoamericanos, punto culminante de las letras del siglo XIX, pues sus giros, léxico y cadencias, así como la desenfadada agudeza de su pensamiento, apelan a fuentes diversas: los clásicos latinos, el siglo de oro español y los románticos franceses.

Sus principales obras son:

  • “Los siete tratados”.
  • “Los capítulos que se le olvidaron a Cervantes”.
  • “Las Catilinarias”.
  •  “Dictadura Perpetua”.
  • “Mercurial Eclesiástica”.
  • “El Cosmopolita”.
  • “El buscapié”.
  • “Geometría Moral”.
  • “El Regenerador”.
  • “El Espectador”.

Escritor castizo, refinado, erudito, creador de un estilo en el que conviven arcaísmos y neologismos; ensayista sugerente, incitador fecundo. Es el “polemista terrible”; con un espíritu romántico y liberal, siempre en pugna con los detentadores del poder, adversario implacable con los que no practican sus principios, ya sea mandatario, obispo o censor literario.

Aporte a la sociedad.

Su obra ocupa diversas áreas: especialmente el periodismo político de corte liberal, dirigido contra los líderes conservadores de su país, muchas veces desde la emigración. También se ocupa de problemas como el abuso del poder; el hombre como ser moral; la igualdad, la injusticia y la libertad; la moral religiosa; temas filosóficos; episodios de la historia hispanoamericana; personalidades del continente; asuntos de ética y estética; y hasta una aproximación al Quijote, en su obra “Buscapié”.

El escritor sentía que toda la vida se le concentraba en el cerebro. Decía que podía componer una elegía como no la había hecho en su juventud. Además, prefirió no recibir el auxilio religioso. Creía estar en paz con Dios y consigo mismo. Y cuando por fin vio inminente su desenlace, se vistió con el mayor decoro y se sentó a esperar estoicamente el instante de partir. Pidió que le comprasen unas pocas flores, aquellas que no podían escamotearle sus exiguos francos y el invierno de París.

Profesor del Curso

Información del Curso

Fecha de inicio del cursoSeptiembre de cada año
Fecha fin del cursoJunio de cada año
Duración10 Meses
Estudiantes máximos20
Inversión$181.12